ePrivacy and GPDR Cookie Consent by TermsFeed Generator

GU ENEA
Proyecto de Reforma Integral de Apartamento. Pamplona. 2017

Una distribución que no se ha visto alterada desde hace 37 años. La consecuencia es una disposición de estancias, que si bien es hasta cierto punto funcional, no permite una interrelación entre ellas como es de esperar en una vivienda de nuestro tiempo y por tanto no exprime las cualidades de cada uso y sus posibles variaciones. Esto sí lo logra una distribución más actual, más abierta, diríase incluso más «democrática», donde los usos no corresponden obligatoriamente a una estancia ni ésta está pensada únicamente para un solo uso determinado, sino que éstos pueden llegar a entremezclarse llevando a una convivencia más interactiva, frente al hermetismo resultante de la compartimentación «encorsetante» que generaban las distribuciones que habitualmente heredamos del pasado.


Los espacios deben tener la capacidad de potenciar la libertad del usuario de explorar cómo usar una determinada dependencia en un determinado momento del día y de generar privacidad sin cerrarse, propiciando una sensación de mayor amplitud del espacio vital. Ello permitirá en este caso además exprimir las cualidades de la doble orientación propiciando una mejor iluminación y ventilación naturales que revertirá en el confort y la calidad de vida de los ocupantes. Por ello nos centramos en potenciar lo existente que apoye estos conceptos y en recolocar aquello que los entorpezca para conseguir un espacio vital sano, amable e inspirador para los futuros usuarios.


La propuesta consiste en dos principales acciones de eliminación de tabiquería preexistente y la inclusión de una pieza-filtro que incluirá una alacena. 

Con ello, desde el vestíbulo hacia las esquinas opuestas de las fachadas, se amplía la sensación espacial del interior permitiendo al usuario una línea de visión continuada diagonal incluso traspasando el plano de las ventanas exteriores. Ello sin incidir en la zona puramente privada ubicada en los antiguos dormitorios principales que permanecerá oculta a la vista. La nueva disposición posibilita un gradiente desde las estancias de carácter más público hacia las más privadas, asegurando la intimidad necesaria y permitiendo la simultaneidad de funcionamiento de ambas zonas sin recurrir necesariamente a su cierre mediante barreras. 


Las estancias permanecen prácticamente en su totalidad en su ubicación original; es la relación entre ellas la que se ve actualizada.