ePrivacy and GPDR Cookie Consent by TermsFeed Generator

Desde que el personaje principal entra en su mundo que él mismo va construyendo y que le envuelve, ya no conseguirá más salir de él. Se encuentra aprisionado siendo espectador de lo que fuera de su Jaula acontece.


La Jaula es una “membrana” de luz, un límite intraspasable pero permeable: a la información, el intercambio (físico e intelectual), a la luz (y el color) y a las sombras.

Es una barrera psicológica que el personaje transporta a lo largo de su vida; es el peso de la soledad. Es como una nube que descarga su aguacero permanentemente sobre el personaje mientras a su alrededor luce el sol…


La Jaula no representa un lugar concreto y a la vez, se dan en ella todos los ambientes y lugares por los que transita el personaje a lo largo del tiempo que transcurre.

El entorno circundante se relaciona con él pero no llega nunca a penetrar la Jaula, como el personaje nunca la forzará para salir de ella.


Fuera de ella la vida sigue su curso: 


«[…] La sombra y la luz siguen

Con la tierra que gira.»


La Jaula es además soporte de técnica, attrezzo, vestuario y/o superficie de proyección desde dentro. Puede llegar a invadirse con imágenes, evocando un cerebro confuso, atormentado y frustrado. Además es parte del instrumento musical que el personaje tocará durante todo el espectáculo alternando con otros.


La construcción circular cupuloide evoca el cosmos interior del personaje, infranqueable.

El actor monta la escenografía encerrándose a sí mismo.


Si bien propuesta egocéntrica, posibilitará por sus dimensiones una actividad actoral tal que transmita la ignorancia de su presencia; como metáfora de las taras que el ser humano acarrea consigo, muchas veces inconsciente de ellas.


Igualmente representa el perímetro exterior el espacio de juego de su alter ego, el reflejo de lo que querría ser. La relación entre uno y otro separados por un fino velo de luz evoca en el espectador relaciones y situaciones conocidas para él, lo que le permite interpretar lo que está viendo en base a su propio bagaje, posibilitando que se ponga en la piel tanto de uno como de otro, reconociendo la frontera que les separa.


Se constituye un diálogo intramuros-extramuros entre el personaje y su alter ego mediante el que la lucha interior del personaje se va describiendo in crescendo hasta la resolución a modo de resignación final. 


Andaluza soledad

Mata, Miky 

Cernuda, Luis

Propuesta escpacio escénico.

Kristian de Solaun Franssen

Archivo DSNFN